jueves, 17 de noviembre de 2011

Proceso del aprendizaje de la lengua: interpretación

Uno de los puntos que desarrollamos en la Jornada de Sagunt son las partes en las que dividimos cada unidad didáctica.
Como ya dijimos, el proceso de aprendizaje de una lengua pasa por cuatro pilares que permiten interiorizar la lengua desde una primera interpretación y acercamiento, hasta la producción de contenidos propios y originales. En cada una de las fases usamos un tipo distinto de actividades que vamos a explicar poco a poco en este espacio por si puede ser de utilidad a alguien.
En la primera etapa, la de interpretación, el objetivo es acercarse a lo nuevo, tanto gramatical como de léxico, usando lo que ya conocemos como punto de partida. Empezamos siempre por el vocabulario, asociándolo a imágenes y acompañándolo de preguntas y afirmaciones sencillas. Ejemplo de esta actividad son las presentaciones asociadas a cada texto como ésta.
Una vez visto el vocabulario empezamos con una primera lectura colectiva. La primera vez la lectura es normalmente dificultosa porque todavía no se comprenden los giros y expresiones nuevas. Tratamos de destacar lo que conocemos porque será la base en la que nos apoyaremos para entender lo nuevo.
En la segunda lectura, nos detenemos en cada oración con preguntas sobre el texto para comprobar que se comprende cada una de las palabras. Es el momento de parafrasear, de explicar en griego las cosas de otro modo, usando, si es necesario, la mímica y demás ayudas. Para ayudarnos también nos servimos de los textos ilustrados, como éste, en el que cada oración está asociado a una imagen. Estas imágenes, como hemos comentado en alguna ocasión, no son gratuitas ni inocentes, sino que nos permiten introducir aspectos relacionados con la vida y cultura de la antigüedad. Solo en casos muy puntuales nos servimos de imágenes actuales en lugar de recreaciones o reconstrucciones.
La última lectura es ya individual y ha de mostrar que se comprende el texto perfectamente. Es una lectura en voz alta cuidando la expresividad, que puede ser grabada en vídeo para que sirva a otros compañeros.
Seguiremos hablando del resto del proceso de aprendizaje de la lengua en otros artículos.