sábado, 14 de mayo de 2011

Érase una vez...

Estamos con los pasados. Nos aparecen ya en los textos formas de imperfecto y de aoristo, así que nos hemos detenido a comprender esos tiempos verbales: primero los temáticos, más adelante veremos los sigmáticos.
No es nada fácil, algunos tienen dudas incluso en castellano, es lo que tiene estar en una clase multicultural. Digo yo que si nos entendemos en castellano aunque no sepamos porqué usamos el imperfecto o el indefinido, podremos hacerlo también en griego, o al menos intentarlo. Luego vendrá la reflexión teórica.
Para practicar la morfología hacemos actividades orales aprendidas en clase de Germán: uno empieza con una frase y el siguiente repite la del compañero añadiendo otra frase más; cuando todos lo han dicho, cambiamos las personas gramaticales de esas frases inventadas; después las pasamos a imperfecto... Y así, entre risas y casi sin darnos cuenta, hemos conjugado verbos y recordado algo de vocabulario.
Lo mejor de la actividad: las frases divertidas que pueden crear los alumnos.
Lo peor de la actividad: cuando alguno de ellos sufre pensando y pensando... y no se le ocurre nada. ¿Estaremos asesinando la imaginación de nuestros alumnos?