viernes, 14 de enero de 2011

λέγομεν τὰ περὶ τῆς οἰκίας

Para practicar el vocabulario aprendido dedicamos un par de clases a describir imágenes, imaginando lo que ocurre en cada una de ellas, poniendo voz a los personajes que aparecen. 
Hemos preparado una presentación con una diapositiva distinta para cada alumno:
Cada uno empieza con la descripción de la imagen. Ayudamos con preguntas: τί ὁρᾷς; ποῦ ἐστὶν; τί ποιεῖ; Los demás añaden después nuevas frases ("comodín del público"), incluso se ayudan cuando se atascan en una de las partes de la oración.
Ponemos especial atención en que los casos que usemos sean los correctos, que las frases sean cada vez más complejas, añadiendo complementos, incluso subordinadas pues ya conocemos las oraciones de relativo. Explicamos lo que hay y lo que no hay, hablamos de tamaño, del lugar que ocupa en la imagen, etc. Es sorprendente lo que pueden dar de sí unas palabras, la cantidad de frases que se pueden llegar a inventar sobre una imagen.
Lo peor es la natural resistencia de alguna alumna a hablar en público, a equivocarse ante sus compañeros. Equivocarse es la mejor manera de avanzar aprendiendo pero necesitaremos un poco más de insistencia para convencerle de eso.
Por otra parte, tienen que entregar por escrito unas pequeñas redacciones sobre este tema. Pero eso es otra historia de la que hablaremos en otro artículo.